Y Por un minuto

Ojos… ¿por qué están bien abiertos pero aún no ves …? Porque sentir súbitamente el peso de mis tercos y testarudos párpados que no me dejan terminar? … Y entonces por un minuto olvido mis zapatos en la bañera, cada desafío es como una escalera….  Comienzo a pensar incoherencias, y mi cabeza da vueltas como una pera…Sigue leyendo “Y Por un minuto”